Balance 2020

Toca hacer balance del año que ya terminó y, pese a lo acontecido, podemos decir que, aunque podría haber sido mucho mejor, hemos salido muy fortalecidos.

Hemos despedido 2020 con un total de 10.338 kilos de excedente recogido. ¡Más de 10 Toneladas! El año pasado fueron 9.093, por lo que para lo bueno o lo malo (según se mire), hemos vuelto a superar cifras.

Pero aparte de recoger excedente, tampoco hemos parado en otros aspectos…

Comenzamos el año (en nuestra antigua normalidad) iniciando la actividad del Grupo 8, con el Castillo de San Servando como donante y colaborando con la Asociación de Comerciantes de Santa Bárbara realizando un taller de manualidades para San Valentín . En marzo inauguramos otro grupo, el 9, con la Fundación José Ortega y Gasset como donante y comenzamos los talleres sobre consumo responsable en dos centros escolares, dentro del programa Toledo Educa.

Entonces llegó el estado de alarma, y nuestra asociación se vio obligada a suspender la actividad, debido al cierre de los establecimientos. Pero no podíamos quedarnos parados y nos vimos en la obligación cívica de reinventarnos y tratar de hacer llegar alimento a los vecinos y vecinas de la Red por otras vías.

En un primer momento logramos suplir el abastecimiento que suponía el llevarle el excedente a nuestros vecinos-as, con compras llevadas a cabo en comercios locales del barrio correspondiente al vecino/a en concreto, prestando apoyo igualmente a este pequeño comercio y fomentando a la vez la reactivación de la actividad comercial del comercio cercano. Todo ello respondiendo al principio de sostenibilidad que nos mueve. Redactamos el proyecto y gracias a la solidaridad de muchas personas y entidades, recibimos donaciones de productos de empresas locales y donaciones económicas de socios, personas anónimas y entidades como la Fundación La Caixa y Globalcaja. En total, 7.489,73 € fueron destinados a esta causa.

En segundo lugar, nos dimos de alta como asociación receptora del Banco de Alimentos para poder recoger y distribuir alimentos no perecederos a estos vecinos-as. Al carecer de un establecimiento o local que nos permitiera centralizar nuestra actividad y almacenar los alimentos no perecederos donados, nos resultó muy complicado realizar los lotes para su posterior reparto a los vecinos y vecinas, lo que nos obligó a emprender la búsqueda de un local donde poder llevar a cabo la distribución en lotes de estas donaciones que a día de hoy seguimos recibiendo.

Avanzaban los meses y por fin en julio conseguimos reiniciar la actividad con cuatro de los trece establecimientos colaboradores.

En agosto, la European Circular Economy Stakeholder Platform (ECESP) se puso en contacto con nosotros para publicar nuestra actividad en su plataforma, como ejemplo de buenas prácticas de economía circular aplicable a cualquier lugar, y se nos invitó a participar en la Circular Week 2020 desde el Institute of Innovation and Responsible Development INNOWO, aunque por falta de tiempo y medios no pudimos desarrollar ninguna actividad.

En septiembre inauguramos local, en la calle Dublín, 4 bis y estrenamos video corporativo. Grabamos un reportaje para el programa Consumo Sostenible 2030, dirigido por Eduardo Soto, que está en proceso de edición, y participamos en el Foro Regional de la Reducción del Desperdicio Alimentario organizado por la Consejería de Desarrollo Sostenible. De este modo, además de aportar nuestro granito de arena en la celebración del Día Internacional contra la Pérdida y Desperdicio de Alimentos, se nos hizo entrega del Distintivo de Mejores Prácticas de Consumo.

En octubre participamos en el grupo de discusión del II Plan de Infancia y Adolescencia, promovido por el Ayuntamiento de Toledo para la renovación del Sello Ciudad Amiga de la Infancia. Una reunión online en la que diferentes especialistas y representantes de grupos infantiles planteamos formas en las que colaborar de manera conjunta para establecer cambios de conducta en nuestra sociedad. Y decidimos dar vida al local (cumpliendo siempre las medidas sanitarias) organizando talleres de manualidades para niños reutilizando materiales. Talleres que seguimos organizando todos los viernes de mes.

En noviembre empezamos a vender participaciones de Lotería de Navidad. Estuvimos presentes en la Jornada Virtual de intercambio de experiencias y buenas prácticas de Comercio Justo y consumo responsable, organizado por la Dirección General de la Agenda 2030 y Consumo de la Consejería de Desarrollo Sostenible de la Junta de Castilla-La Mancha, dentro del proyecto “Comercio Justo y Sostenibilidad: un camino en común”; y en las Jornadas Agenda 2030: La hoja de ruta para salir de la crisis de la COVID-19” promovido por la Consejería de Consumo Sostenible, para crear un borrador de actuaciones a llevar a cabo.

En diciembre creamos el reto “Despilfarro VS. Hambre 0” dentro del movimiento Giving Tuesday, en donde se pueden hacer donativos directamente mediante “migranodearena.org”. Activa hasta el 31 de enero; iniciamos un nuevo  grupo de recogida en un establecimiento con servicio de comida preparada y nos reunimos virtualmente con los responsables de la plataforma Too Good To Go para establecer relaciones y sinergias. Y elaboramos calendarios solidarios que, por cierto, siguen disponibles.

LOS RESULTADOS

  • Hemos pasado de 7 grupos de reparto a 10.
  • Se han incorporado 2 personas nuevas al grupo de coordinadores y coordinadoras.
  • De 131 vecinos y vecinas con los que colaborábamos en 2019, hemos pasado a 222, a los que derivamos excedente de comida semanalmente o quincenalmente. 83 de ellos son niños-as menores, y 12 mayores de 65 años.
  • Aunque el número de voluntarios y voluntarias ha pasado de 76 a 70, las altas registradas se han incrementado en 15 personas. Esto se debe a que con el estado de alarma se produjeron varias bajas, pues muchos pertenecían a los llamados grupos de riesgo.
  • Hemos aumentado el número de socios-as en 10, pasando de 47 a 57.
  • Se han repartido un total de 4.781 kilos de comida donada por el Banco de Alimentos.
  • Se han canalizado 5.557 kilos de excedente de alimentos, evitando su desperdicio y posteriores perjuicios al medio ambiente. Esta es la esencia de nuestra asociación y lo que nos dio origen.
  • Hemos canalizado 205 litros de leche donada por una cooperativa de leche local.
  • Hemos gastado 7.489,73 euros en compras de productos frescos e higiene, en tiendas de pequeño comercio local, gracias a las donaciones de personas anónimas, socios y colaboradores.
  • Se han repartido 4.000 mascarillas donadas igualmente por el Grupo Prilux de Toledo.
  • Tenemos un local que sirve de punto de encuentro no sólo para los miembros y colaboradores de la asociación, sino también para la ciudad y todos quienes quieran acercarse.
  • A partir de octubre se aumentaron el número de horas de trabajo de la persona contratada de 6 horas semanales a 40 horas para la organización de turnos de voluntarios, contabilidad, trazabilidad y plan de autocontrol, albaranes, entrevistas con medios, registros…
  • Se ha mantenido actualizada nuestra página web y las redes sociales, y hemos tenido todas estas apariciones en medios de comunicación.
  • Gracias a la Plataforma de la Economía Circular de Bruselas, sumado a nuestra experiencia con Bioregio Project, Red Alimenta se consolida también a nivel internacional.